archivo

Publicaciones

Mi artículo de este mes en Yuanfang Magazine trata de presentar algunos aspectos de la película Yo no soy Madame Bovary (我不是潘金蓮, 2016) de Feng Xiaogang 馮小剛: la forma en que presenta el problema de los peticionarios, la construcción que propone de las diferencias entre el norte y el sur de China, las referencias literarias con las que se encasilla a la protagonista o las semejanzas y diferencias de esta con su antecesora Qiu Ju, protagonista de la obra maestra de Zhang Yimou 張藝謀 Qiu Ju, una mujer china (秋菊打官司, 1992). En cada una de las películas películas trabaja por cierto una de las mayores estrellas de su tiempo, Gong Li 鞏俐 y Fang Bingbing 范冰冰, respectivamente, las dos realizando interpretaciones inolvidables de jóvenes campesinas dispuestas a mover montañas para obtener justicia.

Anuncios

Mi último artículo en Yuanfang Magazine trata de la influencia del escritor Huang Chun-ming, célebre representante de la llamada “literatura de la tierra natal”, en el Nuevo cine de Taiwán de los ochenta. Además de abordar la adaptación de uno de sus relatos en manos de Hou Hsiao-hsien, me refiero también al impacto de sus novelas en un cine más “comercial”.

Yuanfang Magazine publica mi artículo “Chu Tien-wen y Hsieh Hai-meng, escritoras de Hou Hsiao-hsien” en el que presento el trabajo de estas dos escritoras y su importancia en la obra del maestro taiwanés. Aprovecho para retomar algunas reflexiones que había publicado en nonfiction.fr (“Ellipse et inquiétude chez Hou Hsiao-hsien”), a propósito de Nuages mouvantes (L’Asiathèque, 2016), libro en el que Hsieh relata su experiencia como guionista de The Assassin (聶隱娘, 2015).

En vísperas del nuevo año lunar, Yuanfang Magazine publica el segundo artículo de mi sección “Impresiones del país del sur (南國印象)”. Lo dedico a una película taiwanesa realizada por Jean-Robert Thomann, un francés afincado desde hace tiempo en Taipéi. Petite histoire à la porte de l’ouest /我的西門小故事[Mi historia de la puerta del oeste] (2016), que pude ver hace unos meses en el Musée Guimet de París, destaca por la justeza con la que retrata sus impresiones de Taipéi y, en especial, del barrio de Ximending. Mi artículo se puede leer aquí.