“Si el cine sobrevive, entre paréntesis y en permanente mutación, reservando sus fuerzas para poder desplegarlas en tiempos mejores, por si llegaran, por si volvieran, es gracias, muy principalmente, a Godard. Él mantiene vivo el fuego y con él ilumina a quién aún quiera ver más y mejor de lo que los ojos permiten, más allá y a través de las más tupidas y abrumadoramente engañosas apariencias sensibles […]”

Miguel Marías, “Todavía Godard”, in Paulino Viota: Jean-Luc Cinéma Godard, Fundación Marcelino Botín, 2004, page 8

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.